Días sin cole

Los Días sin Cole 2016 tendrán la programación Contamos todos un cuento

Érase una vez… un mundo mágico en el que todo podía existir: princesas que no son perfectas, gallinas que no quieren ser gallinas, lobos malos que se convierten en buenos, niños muy valientes que luego son algo más miedosos, y niños muy miedosos que se convierten en valientes, lámparas que conceden deseos, cerditos trabajadores… nuestra vida está repleta de cuentos que nos transportan a otros mundos en los que todo es posible.

Este veranos os invitamos a compartir con vuestros pequeños esos mundos mágicos con los que es fácil estimular su creatividad, su imaginación, sensibilidad, despertar sus valores, reflexionar sobre ellos… Todo ello sin olvidar la calidad literaria, necesaria para cuidar el lenguaje, el contenido y la forma de transmisión a nuestros pequeños.

¿Qué es Contamos todos un cuento?

Contamos todos un cuento es una programación con la que pretendemos una vez más que los niños sean protagonistas, sintiéndose implicados en ellos, viviendo las aventuras de los personajes, sintiendo lo que sienten, resolviendo las dificultades que surgen, tomando decisiones a la vez que favorecemos su solidaridad y autoestima.

Por eso en esta nueva programación para el verano tienen cabida todo tipo de cuentos: los que nos hablan de historias cotidianas que los pequeños conocen, las insustituibles princesas y príncipes, superhéroes, piratas, cuentos tradicionales, cuentos que nos trasladan a otros países y nos enseñan su cultura, los cuentos preferidos de los niños asistentes y todos aquellos que nos queramos inventar con ellos.

Pronunciemos las palabras mágicas con las que se abre la puerta de la fantasía porque empieza la aventura: ¿Me cuentas un cuento?

¿Qué queremos lograr con Contamos todos un cuento?

 La programación Contamos todos un cuento busca:

  • Crear un clima de juego y disfrute que favorezca el trabajo en equipo, la empatía y el desarrollo de una autoestima positiva a través del autodescubrimiento de sus capacidades
  • Despertar el interés de los niños por los cuentos orales y escritos, el amor por la lectura, la poesía, la dramatización…teniendo en cuenta su edad y desarrollo
  • Despertar la motivación y la participación de los niños y niñas en las actividades propuestas a través de sus propias actuaciones
  • Potenciar la adquisición de actitudes y valores, de conocimiento del mundo, de capacidad crítica y estética, de toma de decisiones, educar la sensibilidad
  • Favorecer la creatividad y la imaginación utilizando el cuento como recurso principal utilizando todos los medios de expresión y representación (plástica, musical, lingüística…
  • Facilitar la conciliación familiar y estrechar la relación entre la familia y el centro, implicándoles en el desarrollo de algunas actividades

¿Cómo vamos a plantear Contamos todos un cuento?

Como todas las programaciones de días sin cole la metodología que utilizaremos esta basada en pequeños proyectos, por considerar que se ajusta a nuestra intención fundamental de enlazar diversión, propia de las fechas estivales, y aprendizaje.

En estas propuestas tienen cabida las iniciativas de los niños, su participación activa, capacidad de elección entre varias actividades para ajustarlas a sus capacidades e intereses y, como no, los necesarios tiempos de juego y movimiento para que puedan expresar lo que han aprendido y sobre todo… para divertirse, lo más importante para nuestros niños y niñas de días sin cole.

Nuestra forma de trabajo para conseguirlo se basa en la:

  • Afectividad: Nuestra forma de trabajo requiere del afecto, la comprensión de sus necesidades y la creación de un clima de cercanía y confianza que les haga creer en sus posibilidades, favoreciendo su autoestima.
  • Motivación: Dedicamos una especial atención a las sesiones de motivación, el niño interioriza mucho mejor sus aprendizajes cuando éstos responden a sus intereses. Jugamos con las sorpresas, con la diversificación de actividades, con la creatividad de nuestros profesionales.
  • Actividades lúdicas y atractivas: El juego y la diversión es base de toda nuestra metodología, entendemos que es fundamental especialmente en programas que se desarrollan en época estival, después de un curso de trabajo.
  • Individualización: Personalizamos las actividades según las capacidades de cada niño, de modo que sean protagonistas de sus aprendizajes.
  • Significatividad: Partimos de los conocimientos previos de los niños para reforzarlos y ampliarlos de una manera divertida, en la que se relacionan las experiencias vividas y conocidas con los nuevos conocimientos presentados.
  • Globalización: Nuestras actividades desarrollan los distintos tipos de inteligencias relacionándolas (actividades lingüísticas, psicomotrices, lógico-matemáticas, espaciales, emocionales, naturalistas) y trabajándolas de forma conjunta.
  • Creatividad: El niño es creativo por naturaleza, nuestra forma de trabajo da más importancia al proceso creativo que al resultado en si mismo, valorando especialmente las iniciativas de los niños y las distintas formas de expresión.

Y por supuesto, el recurso metodológico más importante son, nuestros monitores, especialistas en ocio y tiempo libre, imprescindibles para alcanzar todos los objetivos previstos.

Actividades que se van a desarrollar en Contamos todos un cuento

La programación de actividades va acorde a la metodología de pequeños proyectos escogida. Por ello, su estructura contempla:

  • Presentación y encuentro con el grupo: durante los primeros días realizaremos juegos de presentación, para que los niños se conozcan y creemos entre todos el clima participativo, afectivo y lúdico que buscamos.
  • Presentación del eje globalizador de la actividad: el maravilloso mundo de los cuentos
  • Evaluación de los conocimientos previos de los niños, para partir de lo que conocen al incorporar los nuevos aprendizajes. Para ello realizamos asambleas en las que todos hablamos, escuchamos y compartimos, y en las que también tomamos decisiones que orientan nuestras actividades.
  • Elección de actividades sobre las presentadas por los monitores. Consideramos muy importante presentar diferentes alternativas para que los niños elijan las actividades y talleres que más les gusten, ya que nuestro principal objetivo es que se diviertan mientras aprenden.
  • Juegos: todos los días empezamos con juegos relacionados con la temática que vayamos a desarrollar en cada sesión. Realizaremos todo tipo de juegos: sociales, tradicionales, de escondite, de normas…
  • Talleres y actividades artísticas, de creación, de investigación, representativas, musicales, culinarias, medioambientales…
  • Juegos sociales y cooperativos, simbólicos, de consignas, de persecución, de reglas (en función de la edad de los niños, etc.)

 Cómo se organiza un día en Contamos todos un cuento

 Hemos realizado una planificación diaria, que muestra cómo se organiza un día tipo en Contamos todos un cuento:

Campamento de verano

 Las diferentes actividades a desarrollar se llevarán a cabo en los diversos espacios del centro, adecuándolos a las necesidades e intereses de las actividades y de los niños participantes, siendo estas: estructura de ocio (los centros que disponen de ella), aulas, comedor, aula de usos múltiples y patio exterior. 

Aulas y espacios donde se desarrolla Contamos todos un cuento

La optimización del espacio se adecua a la programación de actividades. Los niños utilizan todas las instalaciones descritas diariamente organizando el espacio en base a criterios pedagógicos, lúdicos y de optimización de recursos.

Todos los espacios serán utilizados de manera polivalente, lo que permite la elección y utilización de los mismos para distintas tareas, favoreciendo la interrelación entre los niños (gran grupo, pequeños grupos y adultos). Asimismo cuidaremos de que éstos sean seguros, facilitando el uso y disfrute de los mismos de manera autónoma y supervisada según las posibilidades de acción de cada grupo de edad.

La decoración de la entrada o recepción del centro, se convertirá en una exposición de las actividades realizadas. También decoraremos los espacios que utilicemos; aulas, sala de usos múltiples, etc., ambientándolos en función de la temática que estamos trabajando: los cuentos

¿Cómo se evalúa Contamos todos un cuento?

Al finalizar nuestro trabajo, el equipo de educadores-monitores realizará una sesión de evaluación grupal en la que, de manera conjunta pero también de forma individual, los responsables de los grupos analizarán y reflexionarán sobre la puesta en práctica de las actividades y talleres previstos con objeto de asegurarnos que cumplen con los objetivos que nos hemos propuesto.

Evaluaremos:

  • Nivel de consecución de los objetivos propuestos
  • Adecuación de las actividades y talleres del juego a nuestro grupo
  • Motivación e interés manifestado por los niños en las diferentes actividades.
  • Autonomía de los pequeños en las actividades propuestas.
  • Relación y grado de empatía entre monitores y educadores.
  • Respuesta de los niños a cada una de las actividades presentadas.
  • Consecución de un clima favorecedor y propicio para el juego, el disfrute y el aprendizaje. Trabajo en equipo.
  • Utilización adecuada de lenguaje expresivo (verbal y gestual) y comprensivo, entonación, ritmo…
  • Utilización de diversas estrategias metodológicas
  • Adecuación de tiempos, espacios y materiales
  • Grado de satisfacción de los padres

Consulta en tu centro Chiquitín las fechas de celebración de los Días sin cole 2016. El plazo de inscripción ya está abierto.

guarderia verano

Cosas de Chiquitines #3: Pies, para qué os quiero

PRIMEROS PASOS SOBRE LA IMPORTANCIA DE LOS PIES

Calzado bebésLos pies son, desde los primeros meses de vida, fundamentales para percibir los estímulos del medio, más aún que las manos en las primeras etapas. Gracias a ellos, los pequeños comienzan a recibir información del entorno que les rodea, de sus partes del cuerpo, de sensaciones táctiles (áspero, suave, liso, rugoso, caliente, frío…) e incluso de percibir cuál es su posición en el espacio mediante el movimiento continuo de los pies.

Seguir leyendo

La escuela infantil favorece el desarrollo cognitivo, afectivo y social de los niños

  • Aprender a compartir, desarrollar las capacidades innatas, favorecer la autonomía o enriquecerse con las vivencias de los compañeros son algunas de los muchos beneficios que ofrece la escuela infantil

entrada chiquitinEl inicio del periodo de inscripción a escuelas infantiles y  guarderías se acerca y los padres tienen que tomar la decisión de elegir el centro que mejor se adecúa a sus necesidades y sobre todo, a las de sus hijos. Este es el primer paso de una elección educativa que tendrá continuidad en las siguientes etapas académicas y en la que se desarrollan capacidades fundamentales para facilitarlas.

No obstante, para muchos padres, existe aún la duda de si esta primera escolaridad es absolutamente necesaria.

Para Ana Muñoz, Directora del Departamento de Pedagogía de las escuelas Chiquitín, los beneficios son claros y contrastables, entre ellos:

  1. Facilitar un desarrollo del niño personalizado, armónico y completo en todas las áreas, incluyendo las neurológicas, gracias al seguimiento realizado por todos los profesionales del centro (educadores, psicopedagogos, pediatras, nutricionistas)
  2. Impulsar la socialización del niño en un contexto de grupo, ya que el modelo que ejercen los compañeros es una fuente de aprendizaje importantísima, más eficaz en muchos casos que la que ejercemos los adultos.
  3. Favorece su autonomía en alimentación, higiene y descanso, gracias a que se posibilita probar, experimentar, equivocarse y… volver a intentarlo
  4. Desarrolla una buena autoestima en los más pequeños al sentirse valiosos y queridos, siendo conscientes de todo lo que pueden lograr por sí mismos
  5. Favorece el desarrollo del lenguaje al encontrarse en un entorno lingüístico rico y estimulante que utiliza lenguajes verbales, gestuales, musicales y plásticos
  6. Fomenta su creatividad al permitirle idear, crear y disfrutar con un gran número de materiales diferentes y seguros sin importar el resultado
  7. Permite al niño enfrentarse a pequeños retos adaptados al momento evolutivo en el que se encuentre favoreciendo su desarrollo cognitivo y autoconcepto
  8. Potencia el aprendizaje utilizando el juego, el movimiento e implicando todos los sentidos, ya que son las principales herramientas que utilizan los niños para aprender
  9. Cuenta con los mejores profesionales, formados para favorecer con sus actuaciones y actividades, el desarrollo de cada niño de forma individualizada y coherente
  10. Colabora con las familias acompañándolas en estos mágicos primeros años para solventar dudas, resolver incidencias y compartir actuaciones y actividades con toda la comunidad educativa

pajaro chiquitinEn definitiva, sostiene la directora pedagógica de las escuelas Chiquitín, “si la escuela infantil que hemos elegido es la adecuada cumplirá un papel muy importante en el desarrollo de nuestros hijos, constituyéndose como una etapa imprescindible”

AQUNE, un proyecto innovador que une neurociencia y educación

  • Las escuelas Chiquitín implantaron hace cinco años AQUNE, un innovador proyecto educativo
  • La etapa de los 0 a los 3 años es el periodo en el que los niños aprenden más que en cualquier otra etapa de su vida, desarrollándose las capacidades que serán la base de todos los aprendizajes futuros
  • Educación, ciencia, experiencia educativa e investigación son los cuatro pilares básicos de AQUNE, el proyecto neuropedagógico de Chiquitín

aqune

En la última década han sido muchos los avances científicos que se han dado a conocer sobre el cerebro y su funcionamiento, despertándose un interés por la neurología que abarcaba muchos campos pero  cuya aplicación en el ámbito educativo, está en una fase muy  inicial.

Hace cinco años, las escuelas Chiquitín implantaron en todos sus centros educativos AQUNE, un método propio de neuropedagogía aplicada que favorece la evolución de los más pequeños desde todos los ámbitos de desarrollo, incluyendo el neurológico, a la vez que evita las posibles dificultades que pudieran presentar en el futuro.

aqune-2Esta etapa es el periodo en el que los niños aprenden más que en cualquier otra etapa de su vida, desarrollándose las capacidades fundamentales que les permitirán afrontar con éxito las siguientes etapas educativas. Por esta razón, la cantidad y calidad del proceso de aprendizaje también durante estos primeros años son fundamentales, dependiendo  en gran medida del entorno en el que se desenvuelven y de los profesionales que les acompañan.

El método AQUNE es un proyecto afectivo, que tiene muy presente el desarrollo de las emociones porque como reza uno de los lemas de las escuelas Chiquitín “sin afectividad, sin emoción, no hay aprendizaje”. Las aportaciones de la neurociencias avalan que la afectividad y el campo de las emociones configuran parte esencial del aprendizaje para que éste sea realmente efectivo. La información que reciben los niños durante los primeros años atraviesa un filtro emocional, el sistema límbico, que tiene un importante peso durante toda la vida pero especialmente en los primeros años en los que la permeabilidad e intensidad emocional es más significativa.

La utilización de información sensorial precisa, coherente y cuidada, junto con la utilización de todo tipo de lenguajes verbales, gestuales, musicales… con la frecuencia y corrección necesaria son también imprescindibles para AQUNE, ya que favorecen la creación de sinapsis y el afianzamiento y utilización de las redes neuronales. “En la práctica, y gracias a esto, los niños saldrán de la escuela con un amplio y rico vocabulario de más de 2.000 palabras que habrán adquirido de una forma divertida a través de poesías, cuentos y canciones”, afirma Ana Muñoz.

Otro punto clave de este proyecto educativo se basa en el desarrollo neuromotor, reforzando el movimiento y los hitos de desarrollo, cuya repercusión  en el desarrollo cognitivo están científicamente demostrados. “Si hacemos un buen trabajo, nuestros alumnos estarán mejor preparados para afrontar las siguientes etapas educativas”, sostiene la Directora del Departamento de Pedagogía de las Escuelas Chiquitín, Ana Muñoz.

La personalización de los objetivos educativos, el respeto a aqune-1las necesidades y ritmos de los niños son imprescindibles también para AQUNE, “Es esencial que cada niño pase por todos los momentos del desarrollo, a su ritmo y de forma ordenada. Forzar y tratar de especializar las capacidades de los niños de forma prematura es un error, los avances se logran personalizando y respetando su desarrollo natural, añade Ana Muñoz.

Favorecer la creatividad, presentando las actividades de una forma lúdica y experimental es también una seña de identidad de este proyecto que ha tenido una excelente acogida por las familias de los 3000 niños de Chiquitín.

AQUNE, además de profundizar en la neuropedagogía aplicada, también ha analizado otros aspectos como la nutrición o el sueño, enlazándolos e integrándolos en su proyecto, ya que que también son prioritarios en su atención a los niños.

Después de cinco años de la implantación del método AQUNE, Ana Muñoz analiza y reflexiona sobre las principales conclusiones de estos años de desarrollo del proyecto. “El resultado es tan visible que ha hecho que estemos muy satisfechos de todos estos años de investigación y aprendizaje, AQUNE hace que tengamos niños más felices, gracias a que ellos son los que nos guían  y nosotros les seguimos, desde el afecto, la valoración y la formación”.

Pero el proyecto AQUNE no termina aquí y continúa creciendo gracias a las aportaciones de profesores, padres y alumnos. “Y ahora continuamos aprendiendo. Porque la educación tiene el privilegio de que nunca sabremos lo suficiente”, concluye la pedagoga Ana Muñoz.

 

CHI_Navidad_Banner_5

Importa la cantidad, pero sobre todo la calidad

Son muchas las madres y padres que desearían tener más tiempo para dedicar diariamente a sus hijos y que se preocupan o se sienten culpables por no disponer de él, pero aunque la cantidad de tiempo que pasamos con ellos es importante también lo es la llamada ‘calidad’ de ese tiempo.

Muchas veces nos sucede que, aún teniendo tiempo y estando físicamente con ellos, no les dedicamos una atención exclusiva porque son muchas las labores cotidianas que realizamos: preparar la cena, poner la lavadora, ir a la compra, hablar por teléfono…

El papel de los padres en los primeros años de vida de los niños es fundamental, ya que el tiempo ‘de calidad’ que pasamos con ellos hace que aumente entre nosotros el vínculo afectivo, favorece su autoestima, afianza sus capacidades y nos hace disfrutar mucho de cada uno de esos momentos únicos que acompañan su desarrollo.

Te invitamos a que valores positivamente esas horas de las que dispones y en las que realizas actividades con vuestros pequeños que tienen un valor afectivo y pedagógico importantísimo ya que, al repetirse diariamente, le dan seguridad y sirven como escenario de un montón de actividades divertidas que realizar juntos: en el baño podemos ‘leer’ juntos el cuento del baño (un cuento plastificado y especial, porque solo vemos en ese momento), hacer pompas de jabón y soplarlas juntos, hacernos cosquillas, darnos besos, aprovechar la proximidad de piel con piel para darle un pequeño masaje antes de vestirnos, desarrollar conceptos llenando y vaciando recipientes… tardaremos un poquito más pero seguro que se convierte en un momento muy especial para los dos.

Igualmente en la cena, si le acompañamos, se convierte en un tiempo social importantísimo. El mensaje que les transmitimos cuando compartimos alguna actividad con ellos es que son importantes para nosotros.

En definitiva, aprovechemos y disfrutemos del tiempo del que disponemos para pasarlo juntos ‘de verdad’, con la tranquilidad de que, nuestro interés, el afecto y el juego compartido, nos ayudarán a que los pequeños crezcan felices y se desarrollen adecuadamente. Y si mis palabras no surten efecto, puede que el Christmas que nuestros chiquitines han preparado lo consiga.

Para profundizar en esta idea además podemos…

· Aprovechar las oportunidades espontáneas que surgen diariamente: acompañarles cuando están jugando solos, ver sus dibujos favoritos y preguntarles por ellos, recoger juntos los juguetes, etc…

· Transformar actividades cotidianas en momentos compartidos: Involucrarles en nuestras tareas domésticas en función de sus capacidades, que nos ‘ayuden’ a poner la mesa, que nos den las pinzas para tender la ropa, que nos acompañen a la compra y nos ayuden a buscar productos, que nos cuenten antes de dormir que ha sido lo mejor y lo peor del día, etc…

· Acordar y establecer tiempos de convivencia familiar: cenar siempre juntos, realizar toda la familia una actividad que nos guste el fin de semana, etc…

· Demostrar interés por lo que nos dicen, por sus actuaciones, realizando comentarios positivos, manteniendo contacto visual y dándoles siempre respuesta.

· Priorizar y planificar las tareas que tenemos que hacer para ‘ganar’ tiempo para los niños: posponer las que podemos realizar cuando estén durmiendo, delegar las que podamos e identificar el tiempo que nos lleva cada una de ella y su importancia.

· Y sobre todo, para que disfrutemos del tiempo juntos, manifestar alegría y sentido del humor.

Ana Muñoz
Dirección Pedagógica Escuela Infantil Chiquitín